Viaje a Guatemala Viaje a Guatemala Prensa Libre


[ Archivo de publicaciones ]


Notas relacionadas:

    Quiché Las manos artesanas de sus pobladores y sus costumbres religiosas, hacen de Quiché un departamento rico en...
  Por: Alfonso Arrivillaga Cortés y Máximo Bá Tiul Sin duda alguna la naturaleza posee secretos. Y aunque en los...
    Quetzaltenango La segunda ciudad de Guatemala, tiene una gran importancia a nivel económico, no sólo por su...
  El nombre de Guatemala fue un apelativo dado por los tlaxcaltecas en el siglo XVI a la capital kaqchikel, Iximché,...
    Es uno de los departamentos más interesantes de la República, tanto desde el punto de vista geográfico como por...
    Turismo con adrenalina Guatemala, es mucho más que el país de la eterna primavera o la cuna de la civilización...
    Rodeado de un verde resplandeciente y con un friíto delicioso se llega a Totonicapán, famoso por sus Riscos de...
    Baja Verapaz Además de disfrutar de un lugar de contrastante vegetación, en Baja Verapaz hallará una gran riqueza...

Antigua Guatemala


Copyright

viajeaguatemala.com es un portal de Prensa Libre. Derechos reservados.

Escuintla

   

Escuintla

Bañada por una gran cantidad de ríos, Escuintla es la puerta al Océano Pacífico, donde el sol y el agua se combinan en un mágico escenario. Es el lugar que muchos buscan para descansar, pero también es un departamento con creciente actividad económica. Su prosperidad comercial se refleja en la producción de azúcar y actividad ganadera, así como en la producción de café y cardamomo, sin olvidar las actividades portuarias.

Cultivo de sorgo (maicillo).

 

Es importante destacar el comercio informal que se realiza en sus carreteras, con la venta de frutas tradicionales de la región.

La "Ciudad de las Palmeras", como también se le llama, es famosa por sus playas y recibe gran cantidad de turismo nacional. Pero allí podemos encontrar muchas cosas más, como las piezas arqueológicas que se pueden apreciar en la Finca El Baúl de Santa Lucía Cotzumalguapa y en el municipio de La Democracia, que evidencian la grandeza de sus antepasados. Sin lugar a dudas, Escuintla es un lugar que tiene mucho para ofrecer a sus visitantes.

Datos generales
Nombre del departamento:   Escuintla.
Cabecera departamental:   Escuintla.
Población:   477,024 habitantes aproximadamente.
Municipios:   Escuintla, Santa Lucía Cotzumalguapa, La Democracia, Siquinalá, Masagua, Tiquisate, La Gomera, Guanagazapa, San José, Iztapa, Palín, San Vicente Pacaya y Nueva Concepción.
Clima:   Cálido tropical.
Idioma:   Poqomam, kaqchiquel y español.
Altitud:   347 metros sobre el nivel del mar.
Límites territoriales:   Colinda al norte con los departamentos de Chimaltenango, Sacatepéquez y Guatemala; al este con Santa Rosa; al sur con el Océano Pacífico, y al oeste con Suchitepéquez.
Extensión territorial:   4,384 kilómetros cuadrados.
Fiesta titular:   8 de diciembre. Fiestas en la cabecera departamental en honor de la Inmaculada Concepción.
Fundación:   1825
Temperatura:   Máxima 29.4 grados centígrados.
Mínima 18.1 grados centígrados.
 
Salinas, en El Semillero, Tiquisate.

Historia, población y cultura

Al momento de la conquista, el territorio se encontraba habitado por los grupos pipiles que se extendían a lo largo de la franja costera, entrando al territorio salvadoreño. Procedían de los mexicanos y habían tenido una influencia lingüística más duradera que la de sus ancestros. Más tarde cayeron bajo el dominio k'iche'. Según los Anales de los Kaqchikeles, se denomina Panatacat al territorio pipil de la costa marítima.

 

Los estudios arqueológicos indican que los centros de población más importantes se asentaron en la boca costa y Costa Grande, en los actuales espacios territoriales de la finca El Baúl, Pantaleón, Aguná y los Tarros, así como en el actual municipio de Santa Lucía Cotzumalguapa.

Debido a la densidad de sus selvas, las poblaciones se extendían en forma dispersa desde Tapachula, México; hasta El Salvador. En las zonas bajas se ubicaban los centros ceremoniales y el gobierno, los cuales estaban rodeados de poblaciones en grupo.

En la Democracia

Aquí surgieron las primeras manifestaciones de una cultura monumental, propia de los antiguos habitantes del continente americano.

Al principio de la historia colonial, a partir del siglo XVI, sus habitantes fueron catequizados por los franciscanos. Se encontraban asentados en Cotzumalguapa y Alotec. El primero de estos lugares estaba bajo la advocación de Santiago y, el segundo, bajo la protección de San Juan, quedando el resto de estas iglesias perdido en los bosques. Después de los misioneros llegaron los colonos a fundar estancias en tierras fértiles.

Posteriormente llegó un período de crisis y se creyó que el añil era el causante de epidemias. Después se comprobó que el motivo de las muertes era el paludismo y otras enfermedades tropicales propias de las regiones añileras. Los indígenas no se adaptaban al clima del lugar y la población se concentró especialmente en Santa Lucía Cotzumalguapa, Siquinalá y Escuintla.

Muchos de los primeros habitantes de estos municipios fueron negros y mulatos, como en La Gomera y Escuintla. Se encontraban estrechamente vinculados a los repartimientos, ya que por la fertilidad de sus tierras y la riqueza del lugar, sus haciendas fueron calificadas entre las mejores y por lo tanto, codiciadas por los españoles. Esta situación hizo indispensable el trabajo forzado de grandes contingentes humanos, especialmente de pueblos indígenas.

A finales de la colonia, españoles peninsulares, criollos, indígenas y mestizos, se vieron afectados por las medidas represivas de la corona española, lo que trajo como consecuencia la independencia. En este lapso los medios de producción pasaron a manos de los criollos. A mediados del siglo XIX, se dieron modificaciones en el sistema económico.

El 1 de enero de 1853 empezó a funcionar el puerto de San José, de gran importancia para la economía nacional en el Pacífico. Su función fue básica en el comercio internacional, especialmente en el movimiento cafetalero. Así se convierte en un fuerte receptor del turismo que viene a Guatemala por la costa sur.

El movimiento comercial y turístico generó un desarrollo que lo convirtió en uno de los puntos geográficos más importantes de la época. En los años 80 del siglo XX, se abrieron a la economía nacional las instalaciones de Puerto Quetzal, en el Océano Pacífico, con la construcción portuaria más moderna de la época.

Ecología y vida silvestre

La ladera de la cadena volcánica es húmeda. Aquí, las nubes atrapadas se convierten en persistente lluvia.

Hay poblaciones de micos, tigrillos y comadrejas en el piso y de infinidad de insectos en todo el ámbito. La increíble riqueza natural ha cedido espacio al cultivo de café y de cardamomo. Las zonas llanas, antes cubiertas de selvas tropicales, hoy poseen ecosistemas abiertos de sabana. Por condición natural, la sabana es húmeda, con árboles aislados de conacaste, ceiba y palo blanco. Entre su persistente fauna se encuentra el venado, que sobrevive como un milagro de la creación.

La orilla del mar se compone de arenas grises y residuos de las materias volcánicas del norte.

Aquí está establecido el mundo de los litorales oceánicos, con sus mareas, cangrejos violinistas, pelícanos, gaviotas, avecillas playeras, robustas gramas de estolón y la refrescante brisa.

La geografía de la comarca

En el extremo norte está la ladera de la cadena volcánica, por la que Escuintla sube hasta 3,763 y 2,522 metros de altitud en las cimas de los volcanes de Fuego y Pacaya. El límite septentrional del departamento está en ellas. Y más allá se despliega la extensa planicie de la costa, cuyo remate es la línea del mar. Por su exuberancia, riqueza y amplitud, se le conoció como Costa Grande.

Escuintla es recorrida por muchas corrientes fluviales cuyo destino es el Océano Pacífico. Sobresalen los ríos: Nahualate, que separa a Escuintla de Suchitepéquez; Madre Vieja, Coyolate, Acomé, Achiguate, María Linda y varios afluentes de éstos, como los ríos del Mico y Naranjo.

Atractivos naturales sol y agua, calor y color

La cabecera del departamento, la ciudad de Escuintla, facilita las comunicaciones viales locales. Además, se encuentra relativamente cerca de la capital de la República.

La carretera Interoceánica (CA-9) la cruza de sur a norte; la carretera del Pacífico (CA-2) la cruza de occidente a oriente. El tendido del ferrocarril tiene tres destinos: la ciudad capital, el puerto de San José y la frontera en Ciudad Tecún Umán. De ellas parten multitud de vías secundarias que permiten una movilización cómoda y rápida.

El clima es cálido y húmedo. La temperatura media oscila alrededor de los 25 grados centígrados y la humedad es de aproximadamente 84 por ciento. No es de extrañar que la mayor parte de los atractivos naturales del departamento giren alrededor del sol y del agua. La mayoría de destinos turísticos son playas marinas y balnearios.

Costumbres y celebraciones

En el aspecto artesanal, como los trabajos en madera, metales, cestería, cuero y cerámica, han surgido nuevas expresiones creativas, tal es el caso de los bordados de Santa Lucía Cotzumalguapa. Los bordadores son un grupo de artistas que han forjado una escuela bajo el impulso del artista Ramiro Gálvez, y que contribuyen a preservar una de las artes de gran relevancia como el bordado en hilos de oro y plata.

Un aspecto relevante en Escuintla son sus ferias patronales, ya que en ellas se realiza todo tipo actividades y eventos de distinta naturaleza; juegos florales, certámenes literarios, bailes sociales y eventos deportivos.

Las actividades religiosas son el centro de toda la celebración, en ellas se realizan procesiones pintorescas. En este contexto sobresale la presencia de grupos de danzas, especialmente en Siquinalá, puerto de San José, La Gomera y Palín, destacándose los bailes de Moros, La Conquista, Rey Azarías, el Rey David, Don Fernando y Napoleón.

Debe tenerse presente que Escuintla, durante toda la colonia y el período independiente, ha sido un centro ganadero de primer orden y sus haciendas han sido famosas por su calidad. Así es que en cualquier fiesta patronal se destacan las ferias ganaderas, los jaripeos, carreras de cintas, peleas de gallos y en algunas ocasiones una actividad que ya no es muy usual como son las corridas de toros.

También vale la pena observar las celebraciones de aldeas, reuniones familiares en comunidades más pequeñas, o bien el ambiente pintoresco de actividades comunitarias en poblaciones que aún guardan mucho su autenticidad como en algunas aldeas de San Vicente Pacaya, donde el mestizo auténtico descendiente de español e indígena, expresa los elementos más auténticos de su cultura.

Así es Escuintla, Ciudad de las Palmeras.

 


Escuintla es conocida como la “Ciudad de las Palmeras”.

Corazón de la costa grande

Por: Luis Villar Anleu

El departamento de Escuintla, localizado al sur del país, muestra la transformación de las montañas en planicies. Es un proceso lento que está presente en todos los continentes, pero que en esta comarca, además de presentar claros vestigios de este tipo de transformaciones, constituye un paisaje singular.

La penillanura de la Costa Grande

Muchísimo tiempo ha pasado desde que las laderas de la Cordillera Volcánica empezaron a deshacerse grano a grano. Cada gota de agua caída sobre ellas, ha forzado al suelo a erosionarse.

El proceso es absolutamente normal a escala geológica. Es un mecanismo de acción sempiterna, que al cabo de miles o millones de años, es capaz de rebajar una montaña hasta un nivel cercano al del mar. El resultado es un campo llano, erosionado, más o menos grande, llamado penillanura.

Por la posición geográfica de Escuintla, la formación de una penillanura sobre su suelo es un hecho normal. Las montañas del norte del departamento contenían algunas rocas de excepcional dureza, que no pudieron ser erosionadas junto a los terrenos circundantes.

El resultado fue que al pie de la cordillera persistieran numerosos cuerpos pétreos, que son las raíces de la montaña que la erosión borró de la geografía local. Forman un paisaje claramente perceptible entre el pie de la cordillera y las poblaciones de Santa Lucía Cotzumalguapa, Escuintla y Guanagazapa. Aquella zona erosionada es la penillanura del departamento.

Más al sur, las numerosas corrientes que descienden de la ladera han depositado toneladas de sedimentos. Los volcanes han arrojado grandes volúmenes de arena y ceniza. Así se ha forjado una superficie en la que se mezclan varios tipos de materiales volcánicos, en forma de sedimentos aluviales o como productos eruptivos.

Volcán Pacaya, monumento natural

Este volcán es compartido con el departamento de Guatemala, pero es en San Vicente Pacaya y sus aldeas, Bejucal, El Cedro, El Patrocinio, Los Chagüites y San Francisco de Sales, en donde el coloso muestra sus rasgos más impresionantes.

Es un sitio ideal para caminatas de montaña, aprendizaje sobre geología e historia natural, fotografía de la naturaleza, excursionismo o simple paseo.

San Pedro Mártir, gruta y cascada

Hay un paraje situado al pie de la montaña El Peñón, a pocos kilómetros al noreste de la ciudad de Escuintla, al que se puede llegar en vehículo. Combina la existencia de una gruta natural con una cascada de casi 65 metros de alto. La caverna es de origen volcánico y es una de las pocas de su género en Guatemala. Consta de una amplia bóveda en forma de concha que posee varias grietas.

La cascada, formada por el río Michatoya, consta de cuatro saltos de agua separados por rocas cubiertas de vegetación. Es de fácil acceso, en donde además de pasear, se pueden tomar refrescantes baños.

Playas marinas

El litoral oceánico escuintleco es muy uniforme. Posee muchas playas y balnearios. Hay algunas preferidas porque son más accesibles o porque tienen cerca restaurantes, servicios y hoteles. Por ejemplo, El Semillero, Tecojate, San José Rama Blanca, La Empalizada, Rancho Carrillo, El Paredón Buena Vista, La Barrita, Chulamar, Likín, Lindamar y El Conacaste.
El Cañón de Palín, turicentros

El valle del río Michatoya corta la cadena volcánica entre los poblados de Amatitlán, que pertenece al departamento de Guatemala y Palín, Escuintla. La estrecha garganta se ha llamado Cañón de Palín. Es una zona de intensa actividad volcánica, provocada por el volcán Pacaya. Aquí abundan las fuentes termales y los balnearios.

 

• Guía de infraestructura de este departamento